300 familias se graduaron en protección de derechos

La mañana de éste día jueves, la gobernadora de la provincia, Lic. Rocío Barriga Noblecilla participó del acto solemne de graduación de 300 familias que tras 36 meses cumplieron con el plan de acompañamiento familiar sobre empoderamiento de los derechos, ciudadanía  y de los servicios del Estado.

Estas familias son de los sectores en extrema pobreza urbano marginales de los cantones Pasaje, El Guabo y Machala.

El Plan de acompañamiento familiar consiste en la atención integral al interior del núcleo familiar por parte de un profesional en trabajo social o sicología con el objetivo de empoderar a la familia de los servicios del Estado y de sus derechos y deberes.

La gobernadora Barriga Noblecilla refirió este tipo de programas es parte de la preocupación que el Gobierno Nacional ha tenido para con los sectores vulnerables.

“Lo que hace este Gobierno es fortalecer a los sectores más vulnerables. A estas 300 familias se les ha brindado atención integral con los técnicos de varias ramas que las han acompañado durante estos casi dos años de atención”, refirió la Gobernadora.

El plan de acompañamiento dura entre 24 a 36 mases y está focalizado a las familias en situación de extrema pobreza de los sectores urbano marginales que reciben el bono de desarrollo humano y otros servicios que otorga el estado; como también a los hogares con niños entre 0 y 5 años que reciben los servicios de desarrollo infantil en los programas Creciendo con Nuestros Hijos y Centros Infantiles del Buen Vivir.

Nancy Cabrera, representante de la Coordinación Zonal siete del MIES, manifestó que con este tipo de actividades se está cumpliendo con la política pública inmersa en el Plan Nacional del Buen Vivir.

“Hemos llegado a 300 familias en esta primera etapa. Hemos logrado la movilidad Social de aquella familia que no tenía ganas de vivir, de aquella familia en donde sus hijos no sabían cuáles eran sus derechos y ahora con este proceso tiene una vida armónica, inclusiva, de acceso a  los servicios gratuitos que brinda el Estado Ecuatoriano”, refirió Cabrera.

Para ello, los técnicos visitaron periódicamente a las familias, compartiendo con ellas módulos sobre valores, prevención de la violencia intrafamiliar; derechos de los ciudadanos; deberes de los ciudadanos; salud, prevención del uso indebido de drogas; comunicación intrafamiliar, entre otros.

Además, este programa permitió el desarrollo de emprendimientos familiares a través del acceso al crédito de desarrollo humano con el cual las familias crearon pequeños negocios o unidades productivas.

“La mayoría de las familias que nos incorporamos hoy, tenemos negocios, tenemos estabilidad económica porque gracias a esos créditos, y habló por mí por que gracias a ese crédito yo me desempeñó en la rama de la belleza, ya un año de tener mi salón de belleza”, manifestó Nancy Hurtado, beneficiaria.

En el caso del Distrito Machala, el proyecto ejecutado directamente por el MIES atendió a 300 familias de Machala, Pasaje, El Guabo y Chilla.

Deja un comentario